RECIBE CORRALILLO A LAS MISIONERAS DE JESÚS VERBO Y VÍCTIMA

“Nuestro campo apostólico
lo aramos orando,
lo sembramos predicando,
lo regamos y escardamos expiando”.  

Siervo de Dios Mons. Federico Kaiser MSC

El 27 de mayo, festividad de Jesucristo, sumo y eterno sacerdote, las Misioneras de Jesús Verbo y Víctima (MJVV) recordaron el aniversario 118 del bautismo de su fundador, el Siervo de Dios Mons. Federico Kaiser Depel MSC. En horas de la mañana, Mons. Arturo González Amador fue recibido en la parroquia de los Apóstoles Pedro y Pablo de Corralillo para dejar fundado el nuevo Patmos de las Religiosas y la entrega a su cuidado de dicha parroquia.

Antes de la ceremonia, el Obispo Diocesano bendijo las instalaciones de la nueva casa-convento, donde vivirán las madres, luego se dirigió al templo parroquial para dar inicio a la celebración de entrega.

Las MJVV son una congregación de Derecho Pontificio que actualmente están presentes en Perú, Bolivia, Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile y Cuba. Los lugares apartados y regiones extensas sin sacerdote residente son el campo de su apostolado, mitigando el hambre de Dios y ofreciendo atención religiosa.

Realizan las labores de: enseñar las verdades religiosas, administrar los bautismos, celebrar la Liturgia de la Palabra, administrar la Sagrada Comunión, asistir matrimonios, atender enfermos y moribundos, asistir velorios y dirigir entierros, formar y guiar catequistas, tener a cargo los libros parroquiales y extender las respectivas partidas, etc.

Las Misioneras de Jesús Verbo y Víctima comparten su vida, trabajo y fe en nuestra Diócesis de Santa Clara. Su primera misión fue en la zona espirituana de Guasimal. Con la entrega de la parroquia de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo en Corralillo, inician un nuevo camino misionero en esta zona villaclareña.

Demos gracias a Dios.

🙏 Muchas felicidades para las religiosas y las comunidades atendidas por ellas. Qué Jesús, sumo y eterno sacerdote les acompañe en este nuevo camino.

(Oficina de Prensa del Obispado de Santa Clara . Cuba)

Compartimos la felicidad de nuestros Hermanos Cubanos por la nueva Fundación en la Diócesis de Santa Clara. Nuestra Madre Superiora General aceptó esta segunda fundación para que nuestras 4 Hermanas no se encuentren tan solitas en la isla cubana. Con esta segunda casa tenemos 8 MJVV en Cuba. ¡La Virgen Santísima las guarde en su corazón de Madre y las proteja con poder de Reina!

Adjuntamos, además de las fotos, el hermoso recordatorio de parte de Mons. Arturo González Amador. Jesús Verbo y Víctima bendiga toda su labor pastoral.

Ceremonia de Entrega de la Vice Parroquia de Incuyo y la parroquia de Pararca a las Madres MJVV

El jueves 13 de mayo del 2021, en el marco de la festividad de la Virgen de Fátima, se llevó a cabo la Entrega de la Parroquia “Santísima Cruz” de Pararca y la Vice Parroquia “San Isidro” de Incuyo  a las religiosas “Misioneras de Jesús Verbo y Víctima” (MJVV), este acto celebrativo se realizó en un acto litúrgico que fue presidido por nuestro obispo y pastor de la Prelatura de Caravelí, P. Reinaldo Nann, y se contó con la participación y concelebración del P. Efrén Alcántara Rojas, párroco de Pauza y el P. Jaime Carrascal Quiroz, párroco de Caravelí. También estuvo presente la Madre María Jacinta MJVV, Superiora General de la Congregación MJVV y las madres que trabajan en la parroquia de Pullo y también de Caravelí, además se contó con la presencia de autoridades y feligreses  del lugar.

Antes de la ceremonia, Mons. Reinaldo bendijo las instalaciones de la nueva casa y convento, donde vivirán las madres, para luego dirigirse al templo para dar inicio a esta celebración de entrega. Dentro del acto litúrgico, Mons. Reinaldo hizo una breve reseña histórica de la Vice Parroquia de Incuyo, quien mencionó que después de muchos años, las Religiosas MJVV se hacen cargo, de nuevo, dicha parroquia, desde los tiempos de Mons. Federico Kaiser, primer obispo de la Prelatura de Caravelí,  ya que después estuvieron, por un tiempo, las religiosas mexicanas de la Congregación “Misioneras Eucarísticas de María Inmaculada”, y luego el P. Adán Falcón, quien estuvo más de 15 años como párroco.

En la homilía, Mons. Reinaldo resaltó la importancia de esta fecha, en la que se celebra la Fiesta de la Virgen María, quien se apareció a tres pastorcitos en Fátima, y que las madres MJVV quisieron que coincida con este acto de entrega, para así hacer presente a Nuestra Madre Santísima, a través de su presencia, a los fieles de estas parroquias. Así mismo, nuestro obispo recordó a las religiosas, su compromiso pastoral que tienen con su parroquia, del mismo modo, a las autoridades del lugar y feligreses, el compromiso que tienen para con la comunidad religiosa.

Después de la homilía el obispo hizo entrega, de manera oficial, a la superiora local, Madre María Carmela, las llaves del templo para que así ellas puedan hacerse cargo de ella y velar por la atención pastoral de los feligreses. Acto seguido, el P. Jaime Carrascal dio lectura al Decreto N° 019-2021, por la cual se hace entrega la Parroquia “Santísima Cruz” de Pararca y la Vice parroquia “San Isidro” de Incuyo a las Madres MJVV. En dicho documento también se menciona a la Superiora local, Madre María Carmela como Administradora Parroquial de dichas parroquias, con los mismos derechos y obligaciones de un Administrador parroquial, menos en los sacramentos que son reservados al sacerdote ordenado;  y a las Madres Nazareth, Mercedes, Salesa y Giuliana, que conforman el equipo pastoral, que a la vez podrán administrar los sacramentos del bautismo y Matrimonio según los cánones 861,2 y 1112).

Terminada la ceremonia litúrgica se procedió a compartir un almuerzo de confraternidad con los presentes.

Felicitamos a la Madre María Carmela MJVV, y a su equipo pastoral, por asumir este compromiso de estas parroquias de Pararca e Incuyo y pedimos a nuestra Madre, la Virgen María, que las acompañen en este nuevo proyecto de evangelización.

(Publicado por la Prelatura de Caravelí)

 

¡VOLVEMOS A INCUYO!

Este 13 de mayo, día en que recordamos la aparición de Nuestra Madre del Cielo en Fátima, haremos realidad la solicitud del Obispo de Caravelí, Mons. Nann. Hace un año pidió a nuestra Madre Superiora General fundar el segundo centro misional en su Prelatura. El lugar elegido era Incuyo. Con gran entusiasmo se iniciaron los preparativos y ahora sólo faltan unos días.

Nuestras fundadoras ya están en camino hacia nuestra Casa Madre, el Cenáculo de Caravelí, mientras nuestra Madre General y nuestra Madre Ecónoma General ya se encuentran en Incuyo preparando la llegada de la nueva comunidad.

De la comunidad de Lurín va Madre Salesa y con ella vamos todas, al hermoso pueblo de Incuyo ubicado en la cercanía del volcán Sara Sara. Madre Salesa se despidió de nosotras diciendo: ¡Que Dios nos conceda piel de alpaca! para enfrentar al frío. ¡Felicitaciones a nuestras pioneras!