Madre Cofundadora

Therese Bonefeld Griese nació en Paderborn, Alemania, el 8 de marzo de 1907, hija mayor de Augusto y Elizabeth. Ella misma narraba: “Creo que yo nací con vocación de Religiosa Misionera porque no recuerdo durante mi niñez y juventud ningún momento en que no quería ser otra cosa sino Religiosa”.

Cierto día en clase, la profesora dijo a sus alumnas que cada una haga una composición con el tema: “Qué quiero ser un día”. Therese escribió: “Quiero ser Misionera, me voy a China. Allí bautizaré a todos los niños”.

Desde los 13 años integraba el grupo juvenil Quickborn cuyo lema era “ser siempre joven”. Cada año pasaba de dos a cuatro semanas en el castillo de Rothenfels donde se formaba bajo la guía de Romano Guardini y el monje benedictino Willibrord Verkade.

Más tarde se recibió como Jardinera de infancia y trabajó cuatro veranos consecutivos de 1926 a 1930 en la aldea infantil de Heuberg, mientras seguía estudiando para obtener el título de Jugendleiterin (Formadora de juventud).

Un día de 1930, durante un paseo por un bosque en Beuron, a cierta altura se veía el Danubio y a poca distancia la abadía, “vino a mí una luz como un rayo luminoso. No era una luz visible a los ojos corporales, pero sí muy visible a los ojos del corazón. Vi clarísimamente que Dios me llamaba”.

En 1932  solicitó su ingreso en la Congregación de las misioneras del Sagrado Corazón en Hiltrup, fue admitida para julio del próximo año. Sin embargo la situación política alemana le preocupaba mucho. Temía que si Hitler llegaba al poder no permitiría más ingresos al convento, por eso decidió no esperar más e ingresó al convento en febrero de 1932.

El 15 de agosto de 1933 emitió sus primeros votos con el nombre de Madre Wilibrordis.

En 1938 integra el grupo de las primeras MSC que viajan al Perú a pedido del gobierno del Perú para asumir la dirección de una Escuela-hogar en Ancón para niños muy pobres y de familias quebrantadas.

Será en Lima donde conocerá al entonces Padre Federico Kaiser MSC. Posteriormente, en 1944, presta sus servicios como Jefa de enfermeras del Hospital Obrero de Chocope, Trujillo.

Llega a Caravelí en 1959, donde fue la primera directora del jardín de infancia San Miguel y en 1961, como MSC, será la formadora de la nueva fundación de Mons. Federico Kaiser MSC,  las Misioneras de Jesús Verbo y Víctima.

En 1967 emite sus votos perpetuos como miembro de la nueva Congregación constituyéndose en Nuestra Madre quien junto a Nuestro Padre Fundador cuidan de esta obra de Dios al servicio de los más pobres y abandonados.  Cual Pablo visita las diversas casas de la Congregación animando y fortaleciendo la espiritualidad del Padre Fundador.

Con gran paciencia y maestría ayudó al Siervo de Dios, Mons. Kaiser, cuando a causa del infarto cerebral, olvidó el castellano. Grande fue su alegría al constatar que en 8 meses el Siervo de Dios pudo nuevamente hablar el castellano y celebrar la Santa Misa diaria como era su deseo. Como el mismo Siervo de Dios le dijera, sobrevivió 9 años más a su partida, para acompañar a sus hijas. El 31 de julio del 2002 Dios la llamó a la mansión celestial.

Sus restos descansan actualmente en la Casa Madre de las Misioneras de Jesús Verbo y Víctima.