Etapas de Formación

La tarea de evangelizar en nuestra sacrosanta Iglesia presupone una gran riqueza interior, fruto de la continua preparación y formación espiritual e intelectual. Como decía Nuestro Padre Fundador:

Es por eso que nuestra formación básica abarca 6 a 7 años:

Aspirantado : 1 año

Postulantado : 1 año

Noviciado: 2 años

Juniorado: 3 años

Durante este tiempo cum­plimos un programa de Teología bíblica, Dogma, Moral, Historia de la Iglesia, Filosofía, Misionología, Litur­gia, Nociones de Derecho Canónico. Además, nos preparamos en Pastoral, Catequesis, Oratoria, Doctrina social, Música y la lengua propia donde trabajamos.

También el deporte y teatro hacen parte de nuestra formación integral.

Cada etapa de formación tiene su guía llamada Maestra:


La necesidad temporal no puede quedar desatendida por la misionera. Pues su opción por Dios y lo espiritual, necesariamente incluye su opción por el prójimo y lo temporal. Porque “quien ama a Dios, ama también a su prójimo” (1Jn 4,21); y lo amará con amor íntegro, abarcando pues, tanto lo espiritual como lo temporal. Por esto:

no pocas de nosotras nos capacitamos técnicamente como enfermeras, obstetrices y dentistas.

Enseñamos Educación familiar, costura, tejidos, lencería, pequeña artesanía, etc. Enseñamos primeros auxilios y damos cursos de alfabetización.