Etapas de Formación

La tarea de evangelizar en nuestra sacrosanta Iglesia presupone una gran riqueza interior, fruto de la continua preparación y formación espiritual e intelectual. Como decía Nuestro Padre Fundador:

Es por eso que nuestra formación básica abarca 6 a 7 años:

Aspirantado : 1 año

 

Postulantado : 1 año

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noviciado: 2 años

 

Juniorado: 3 años

Durante este tiempo cum­plimos un programa de Teología bíblica, Dogma, Moral, Historia de la Iglesia, Filosofía, Misionología, Litur­gia, Nociones de Derecho Canónico. Además, nos preparamos en Pastoral, Catequesis, Oratoria, Doctrina social, Música y la lengua propia donde trabajamos.

También el deporte y teatro hacen parte de nuestra formación integral.

El tiempo de formación tiene su guía llamada Maestra de Novicias
La necesidad temporal no puede quedar desatendida por la misionera. Pues su opción por Dios y lo espiritual, necesariamente incluye su opción por el prójimo y lo temporal. Porque “quien ama a Dios, ama también a su prójimo” (1Jn 4,21); y lo amará con amor íntegro, abarcando pues, tanto lo espiritual como lo temporal. Por esto:

no pocas de nosotras nos capacitamos técnicamente como enfermeras, obstetrices y dentistas.

Enseñamos Educación familiar, costura, tejidos, lencería, pequeña artesanía, etc. Enseñamos primeros auxilios y damos cursos de alfabetización.