Bodas de Plata en nuestra Casa Madre

Ocho de nuestras  Hermanas, provenientes de centros misionales del Perú, Bolivia y Argentina, se congregaron en nuestro Cenáculo para prepararse a celebrar sus bodas de plata. El 8 de diciembre en un ambiente de gozo y felicidad, nuestras Hermanas agradecieron a Jesús Verbo y Víctima el don de la fidelidad y confirmaron su entrega total al Único que es capaz de hacernos plenamente felices. Con ellas toda la Congregación damos gracias al Buen Dios. A nuestras queridas Hermanas les agradecemos su fidelidad y les deseamos muchísimos años más al servicio de los más abandonados.

El mismo día nuestra Madre del cielo nos regaló el ingreso de una postulante en nuestro noviciado de Argentina. Rezamos por nuestra benjamina.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *