¡Madre Tescelina se nos adelanta al cielo!

Nuestra querida y buena Madre Tescelina se preparaba para celebrar este año, en diciembre, sus 40 años de consagración a Jesús Verbo y Víctima. Y el Señor la llamó junto a sí el miércoles 14 de julio. Ella alcanzó la meta tan anhelada después de una vida entregada totalmente a Dios y al servicio de su Iglesia. Fue una gran misionera en Perú y en Bolivia. Nosotras siempre la recordaremos con su entusiasmo y alegría que contagiaba.

¡Gracias Señor por su ejemplo de vida!

¡Fiat voluntas tua!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *