Ceremonia de Entrega de la Vice Parroquia de Incuyo y la parroquia de Pararca a las Madres MJVV

El jueves 13 de mayo del 2021, en el marco de la festividad de la Virgen de Fátima, se llevó a cabo la Entrega de la Parroquia “Santísima Cruz” de Pararca y la Vice Parroquia “San Isidro” de Incuyo  a las religiosas “Misioneras de Jesús Verbo y Víctima” (MJVV), este acto celebrativo se realizó en un acto litúrgico que fue presidido por nuestro obispo y pastor de la Prelatura de Caravelí, P. Reinaldo Nann, y se contó con la participación y concelebración del P. Efrén Alcántara Rojas, párroco de Pauza y el P. Jaime Carrascal Quiroz, párroco de Caravelí. También estuvo presente la Madre María Jacinta MJVV, Superiora General de la Congregación MJVV y las madres que trabajan en la parroquia de Pullo y también de Caravelí, además se contó con la presencia de autoridades y feligreses  del lugar.

Antes de la ceremonia, Mons. Reinaldo bendijo las instalaciones de la nueva casa y convento, donde vivirán las madres, para luego dirigirse al templo para dar inicio a esta celebración de entrega. Dentro del acto litúrgico, Mons. Reinaldo hizo una breve reseña histórica de la Vice Parroquia de Incuyo, quien mencionó que después de muchos años, las Religiosas MJVV se hacen cargo, de nuevo, dicha parroquia, desde los tiempos de Mons. Federico Kaiser, primer obispo de la Prelatura de Caravelí,  ya que después estuvieron, por un tiempo, las religiosas mexicanas de la Congregación “Misioneras Eucarísticas de María Inmaculada”, y luego el P. Adán Falcón, quien estuvo más de 15 años como párroco.

En la homilía, Mons. Reinaldo resaltó la importancia de esta fecha, en la que se celebra la Fiesta de la Virgen María, quien se apareció a tres pastorcitos en Fátima, y que las madres MJVV quisieron que coincida con este acto de entrega, para así hacer presente a Nuestra Madre Santísima, a través de su presencia, a los fieles de estas parroquias. Así mismo, nuestro obispo recordó a las religiosas, su compromiso pastoral que tienen con su parroquia, del mismo modo, a las autoridades del lugar y feligreses, el compromiso que tienen para con la comunidad religiosa.

Después de la homilía el obispo hizo entrega, de manera oficial, a la superiora local, Madre María Carmela, las llaves del templo para que así ellas puedan hacerse cargo de ella y velar por la atención pastoral de los feligreses. Acto seguido, el P. Jaime Carrascal dio lectura al Decreto N° 019-2021, por la cual se hace entrega la Parroquia “Santísima Cruz” de Pararca y la Vice parroquia “San Isidro” de Incuyo a las Madres MJVV. En dicho documento también se menciona a la Superiora local, Madre María Carmela como Administradora Parroquial de dichas parroquias, con los mismos derechos y obligaciones de un Administrador parroquial, menos en los sacramentos que son reservados al sacerdote ordenado;  y a las Madres Nazareth, Mercedes, Salesa y Giuliana, que conforman el equipo pastoral, que a la vez podrán administrar los sacramentos del bautismo y Matrimonio según los cánones 861,2 y 1112).

Terminada la ceremonia litúrgica se procedió a compartir un almuerzo de confraternidad con los presentes.

Felicitamos a la Madre María Carmela MJVV, y a su equipo pastoral, por asumir este compromiso de estas parroquias de Pararca e Incuyo y pedimos a nuestra Madre, la Virgen María, que las acompañen en este nuevo proyecto de evangelización.

(Publicado por la Prelatura de Caravelí)

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *