Día de la Madre

En el Patmos de Villa de Armas (Castrovirreyna/Huancavelica –Perú)

Segundo Domingo de Mayo del año 2015.  Meses atrás habíamos estado pensando cómo agasajar a las mamás por el Día de la Madre.  En estos lugares poca importancia le dan a este día.  Vimos que podía ser un motivo para unir a las familias celebrando este día con un programa que divierta y haga felices a las familias.

Saludo a la Madre de Dios. – Es así que a las 4.30 de la mañana despertamos a todo el pueblo con un estruendo de bombas de fuegos artificiales.  Seguidamente el repique de las campanas de la iglesia llamando a saludar a nuestra Santísima Madre con el rezo del “Rosario de la Aurora”, que intercalando los misterios gloriosos con cantos a la Virgen, todos juntos le pedíamos su intercesión por intenciones especiales de las mamás, de los hijos, de los esposos, de la familia en general.  Luego la Celebración de la Palabra por la salud e intenciones de todas las mamás del lugar y de los pueblos anexos; y al finalizar la Celebración, invitamos a cada mamá que se acerque para impartirles una bendición especial con agua bendita.

A la salida de la iglesia, cada mamá recibía dos papelitos doblados, para el sorteo de dos premios que se haría por la tarde.

9 de la mañana, partido de vóley ball. – Animamos a las señoras jóvenes a jugar un partido de vóley ball, siendo las contendoras señoras de los anexos.  Resulta que en la cancha se presentaron también señoras de edad, dispuestas a “matar”.  El juego estuvo muy reñido y  divertido. Las Madres animábamos al grupo de las barras para que se haga el juego más divertido.  Era un gusto ver que tanto jugadoras como el público en general desbordaban alegría.  Al final, hubo dos premios:  Una torta para el equipo ganador, y una gaseosa para cada miembro del equipo perdedor.  Era edificante cómo se alegraba esta gente tan sencilla con tan poco.  Sobre todo, las más felices éramos las Madres, porque este año no terminó el partido de vóley, como en otros años: de premio una caja de cerveza,  y las jugadoras terminaban el día ebrias.  Y como consecuencia, peleas en los hogares, incluso accidentes, porque las mujeres embriagadas ocasionaban que el esposo, también ebrio, las golpearan, a veces hasta romperles la cabeza o con hematomas por todo el cuerpo.

El almuerzo. –  Después del deporte, que estuvo bien reñido, siguió el almuerzo para todos en un amplio campo rodeado de verdor, ofrecido por las distintas instituciones.  Era un gusto ver cómo se unían los corazones y la buena voluntad de las autoridades en coordinación con la Parroquia, a fin de tenerlas felices a las mamás armeñas.  Sabíamos que su plato favorito es la Pachamanca, y lo tradicional en la zona para cada evento.  Preparan la pachamanca con productos de la zona: papas, habas verdes, camote y carne de alpaca.  ¡Qué bien lo saben sazonar!  Tanto que el delicioso sabor, esta vez quedó no sólo en el paladar, sino más aún, en el recuerdo, porque sazonaron la pachamanca con una franca alegría, que por donde uno iba se encontraba con rostros radiantes. Y esta alegría brotaba de cada corazón armeño por haber compartido como hermanos momentos inolvidables de felicidad fraterna.

Danzas folklóricas para amenizar el almuerzo. –Terminado el almuerzo, hicimos que todas las mamás se sentaran en un lugar especial preparado para ellas.  Éstas ansiosas estaban a la expectativa … ¿qué vendrá ahora?  ¡Oh sorpresa!  Aparecieron los jóvenes de la Parroquia vestidos con sus trajes típicos de danza.  La Parroquia con los jóvenes habían organizado una variedad de danzas folklóricas de las diferentes regiones del Perú.  Las mamás, en medio de su regocijo derramaban lágrimas de emoción, porque sentían que sus hijos así expresaban su cariño a sus respectivas mamás.  Éstas, orgullosas miraban a sus hijos que, con gallardía y salero interpretaban los bailes tan bien marcados los pasos al compás de la música.  El público presente nunca ha habían presenciado un momento cultural compuesto por cantos, poesías, dramatizaciones y danzas. Les gustó tanto la marinera norteña, huaynos y danzas extranjeras como ”el pájaro campana” de Paraguay.  Es verdad que nos costó mucho a las Madres el ensayo y la confección de las vestimentas. Pero valía la pena.  Todo tenía una finalidad:  Hacer felices a todos participando en común este tipo de festejos, en pro de la unidad.

Hicimos entrega de dos canastas familiares a las dos mamás que salieron ganadoras del sorteo.  Ante los aplausos de los presentes, recibía cada señora su canasta.  Una de ellas agradeció llorando, y decía: “no me lo esperaba”.

También hubo tiempo para lo espiritual. – Cuando anunciamos que habíamos terminado con esta parte del programa, y que procederíamos al rezo de la novena de la Virgen de Fátima, por aproximarse la fiesta patronal del pueblo que es el 13 de mayo, personas armeñas residentes en la capital, que estuvieron presentes, pidieron la palabra para agradecer a las Madres “cómo estaban levantando el nivel cultural de su pueblo …”, y felicitar a los participantes “por su docilidad de dejarse conducir por estas Madrecitas tan cultas, tan alegres y tan psicólogas”.  A lo que las autoridades tampoco se quedaron atrás y agradecían infinitamente “cuánta enseñanza han traído estos ‘ángeles de Dios’ a estos pueblos perdidos de nuestra serranía”, y dirigiéndose a los residentes armeños de Lima: “Nada tenemos que envidiarlos a ustedes que están en la capital¸ nos parece que nosotros tenemos más que ustedes:  estas enviadas del Señor que siempre están como nuestros ángeles de la guarda enseñándonos el amor, la alegría y la unión entre hermanos.  En Lima ustedes no encuentran esta protección maternal que nuestras Madrecitas de la Parroquia nos prodigan. Por eso, pido un aplauso cariñoso para estos seres vestidas de azul que merecen más que nadie llamarse MADRES ”.  Se desprendió de las palmas una salva de aplausos que no terminaban.  La Madre Superiora tuvo que interrumpir agradeciendo tanto elogio para nosotras, y luego invitó al gremio municipal que tenía a su cargo la novena de este día, para coordinar con la parroquia en cuanto a la liturgia: el monitor, las lecturas, las ofrendas, las peticiones, como estaban haciendo los novenantes  cada día.

Por la  noche culminó el Día de la Madre con un “Gran Bingo”.-  La Parroquia organizó el Gran Bingo, y los premios fueron donados por la Municipalidad:  Primer premio, un saco de 50 kilos de arroz, ;  segundo premio, una bolsa de 50 kilos de azúcar¸ tercer premio, 5 litros de aceite.  Y el apagón, la suma de S/.200.00 soles.  Esta actividad se hizo en el atrio de la iglesia.  Con qué presteza buscaba cada uno su lugar. El anuncio de estos premios inquietó a todos en general.  ¡Cuántas mamás hubieran querido hacerse merecedoras de alguno de estos premios!  Aquí la gente es muy pobre.  Y uno de esos premios sería un sueño para ellas.  Dios es muy generoso, los cuatro premios llegaron a hogares muy, pero muy pobres.  Lo hermoso era que la gente en general, se alegraba que fueran esas cuatro familias las agraciadas, porque todos sabían que eran las familias más pobres.

Terminamos exhaustas. – Desde el sábado y todo el día domingo hemos trabajado sin descanso.  Nuestro único afán era entretener a la gente para que no consuma bebidas alcohólicas.  Viéndolos tan felices con cada acto del programa, ya no sentíamos el cansancio.  Creemos que llegamos a alcanzar nuestro objetivo,  porque terminamos el día en completa armonía, como nunca, los armeños estaban muy unidos, se ayudaban unos a otros, siempre atentos para ver dónde faltaba algo para colaborar.  El premio más grande que tuvimos nosotras, fue lo que se dijo días después en el pueblo:  “Estas Madres valen mucho.  Cómo han logrado mantener a raya a los ‘borrachos’ y a tantos que otras veces no han hecho más que malograr nuestras fiestas con sus riñas, oposiciones y borracheras.  ¡Qué bonito día hemos pasado!  Gracias a las Madrecitas.  Igualito vamos a celebrar el Día del Padre”.

5 Replies to “Día de la Madre”

  1. Por casualidad entré enn esta página. Leí esta historia y me gusto.. Creo que se deben hacer más de estasa actividades para poder enseñar a la gente a no consumir bebidas alcoholicas y homenajear como se merece a las mamás. En el día de la madre en algunos lugares ellas trabajan más.

  2. Por favor. me podrán decir como puedo entrar en contacto con ustedes? tengo muchos deseos de hacer una experiencia como misionero laico. Hace tiempo una de mis amigas entró con ustedes, ahora ella trabaja en Argentina y es muy feliz, compartiendo el abandono de la gente en los lugares más alejados, lo sé porque vi una entrevista que le hicieron en el canal de la hermana Ángélica.

  3. muy queridas madres tengan mis coordiales saludos no se como puedo hacer para pertenecer a los laicos misioneros , con el fin de ayudar a llegar hacia Dios no se como podria hacer ya que la mision que realizan es muy bella , llegar a los lugares mas abandonados , donde no llega sacerdote muchas gracias Que DIOS les bendiga y la VIirgen Maria les cubra con su manto y les siga bendiciendo con santas vocaciones

    1. Estimada Madre Gladis:

      Gracias por sus oraciones. Nos confiamos a ellas de todo corazón, por todas nuestras misioneras y su ardua labor evangelizadora.
      María Esposa del Espíritu Santo la acompañe.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *